Actividad coreográfica dirigida basada en ejercicios del ballet combinados con el fitness. Apta para todas las edades y condiciones físicas.

Aumenta la elasticidad, mejora el equilibrio, la postura, la coordinación y el rango de movimiento, libera toxinas y disfruta bailando. Tonifica y moldea el cuerpo trabajando la musculatura interna de forma alargada y armónica.